La pesca: una industria importante a nivel nutricional y económico.

La pesca, una ciencia para la industria


El proceso de pesca del atún requiere experiencia y experticia. Las características particulares del animal, junto con las regulaciones y normativas que se establecen para la pesca complican la operación.

La captura del atún se hace principalmente en aguas internacionales. Esta se realiza a través de varias técnicas dependiendo de la destinación de los peces. A nivel industrial, se utiliza la técnica del palangre (barcos palangreros) para sushi y sashimi, que consiste en desplegar un cable de hasta 100 km de largo (mantenido en la superficie por boyas) del cual se sujetan miles de anzuelos cebados que al final se recoge.

La otra técnica empleada en la industria es la red de “cerco” (barcos cerqueros), utilizada para la industria de las conservas o enlatados. Esta técnica consiste en localizar los cardúmenes de atún visualmente, a través de un vigía equipado con catalejos en la parte alta del barco o desde helicópteros pertenecientes al barco. Luego se envía una lancha rápida del barco, la cual se utiliza para arrear los atunes hacia la red. Terminado este proceso se cierra el fondo de la red, formando una bolsa grande. Al finalizar, los atunes son subidos y congelados en las bodegas del barco

En el Océano Pacífico, cerca del 90% de las capturas provienen de barcos cerqueros y el 10% de barcos palangreros. Las capturas de atún no están limitadas a las zonas económicas exclusivas de los países, los atunes y otras especies altamente migratorias no tienen nacionalidad. De la misma forma, las flotas atuneras pueden recorrer largas distancias en busca de los caladeros de pesca.

En 2016, unos 151 millones de toneladas de las 171 millones de toneladas producidas en total fueron para consumo humano directo. También en 2016, 12% de la producción fue transformada en harina o aceite de pescado, es decir, fue usado con fines no alimenticios. La cantidad faltante fue usada en mayor parte para alimentación de especies en procesos de acuicultura, también como alimento de crías de ganado, con usos ornamentales o farmacéuticos.


El pescado se consume en la mayor parte vivo, fresco o refrigerado. El consumo directo alcanzó un porcentaje del 45% en 2016, seguido del pescado congelado con un 31%, el pescado preparado y conservado con un 12% y el pescado curado, incluyendo aquellos en salmuera, secos, salados, fermentado o ahumados llegaron de igual manera al 12%.

En términos de los métodos de elaboración del pescado para el consumo humano, la congelación fue el método referido, llegando a ser el 56% del total del pescado elaborado y el 27% en la producción total.

Ojo al dato: las principales especies de atún que se capturan en el mundo son el Aleta Amarilla (yellowfin), el Barrilete (skipjack) y el Patudo (bigeye), siendo el Barrilete, la especie de mayor crecimiento de pesca, alcanzando niveles de 2.8 millones de toneladas por año.

La pesca responsable: una necesidad para la industria

La importancia del atún es clave para una mejor nutrición, economía y mitigación de lo pobreza gracias a la creación de empleos, siendo fuente de empleo para millones de personas en el mundo. Por eso es que se busca que la pesca sea sostenible, pero esta sufre amenazas a causa de la pesca ilegal y de la pesca no reglamentada.

Lamentablemente, en la actualidad, el atún es una de las especies de peces que están siendo sobreexplotadas. Un ejemplo de las consecuencias negativas que esto puede tener se dio con una población del bacalao, la cual colapsó a causa de la sobreexplotación y generó la pérdida de unos 40000 empleos.

Con el fin de proteger la vida marina y continuar disfrutando sus beneficios, se necesita que gobiernos, organismos regionales, cooperativas y todos aquellos que hacen parte de los procesos de pesca se comprometan a trabajar juntos por que se siga trabajando por la supervivencia y conservación de las distintas especies marítimas, favoreciendo la pesca sostenible.

Además de las acciones de pesca responsable, ha sido de gran ayuda para la conservación de las especies la acuicultura, que se trata de la cría de especies marinas por parte de los humanos. Con el paso del tiempo, el número de personas que se dedican a la pesca de captura ha disminuido (de 83% en 1990, llegó al 68% en 2016) y  las personas que se dedican a la acuicultura aumentan (del 17% en 1990 y al 32% en 2016).

Referencias bibliográficas

Link 1
Link 2

VIDEO

Galería
Sostenibilidad en el proceso de pesca

Parte fundamental en el proceso de pesca de atún es el cuidado del medio ambiente, sobre todo, para garantizar un proceso de pesca sostenible y el cuidado de las diferentes especies. El proceso de pesca de atún tiene como prioridad las normas internacionales impuestas por la CIAT (Comisión Interamericana del …

Galería
Todo lo que necesita saber sobre la dieta del atún

La dieta del atún funciona a la perfección porque se basa en el consumo de un alimento rico en nutrientes, que además combina con muchos ingredientes distintos. El atún es rico en calcio y posee vitamina A, D, B, ácido linoleico y omega 3, elementos que benefician la salud en …

Galería
Planta de atún: un proceso con mirada a los detalles

Descubre cómo es el procedimiento dentro de una planta de atún El proceso de pesca del atún cuenta con varias regulaciones y requerimientos técnicos y operativos para cumplir con las normativas nacionales e internacionales. La planta de atún realiza un procesamiento que requiere una mirada hacia los detalles para garantizar …